Arrow up ver más Casos

PAH

Stop desahucios

Proximity Madrid

En 2016 creamos la campaña #nomasdesahucios, en la que usamos el dinero como medio, para protestar por la injusticia de los miles de desahucios que hubo en España.

Play Video IconMute Video IconUnmute Video Icon
  • El Reto

    La situación era crítica: en 2014 más de 20.000 familias en España habían perdido su casa por no poder pagar su hipoteca, y (además algo que solo pasa en España) seguían manteniendo la deuda con el banco. Cada vez los medios se hacían menos eco de este tema. No había conciencia social sobre los desahucios ni voluntad por parte del gobierno para cambiar la situación a pesar de haber presentado casi un millón y medio de firmas. La oportunidad la encontramos en el medio más directo para llegar a las manos de todo el mundo: los billetes.

  • La Solución

    Partimos de un insight universal: ¿Dónde va la gente cuando se queda sin casa? Coloquialmente se dice que se van  a vivir “debajo de un puente” y nos dimos cuenta que todos los billetes de euro tienen dibujado un puente.

    ¿Cómo colocar a una familia desahuciada debajo de un puente de manera directa y simbólica? Creando un sello con el dibujo de la familia y pidiendo a la gente que lo colocara debajo de todos los puentes de todos los billetes de euro.

    El llamamiento se hizo a través del hashtag #NoMasDesahucios y se movió a través de RRSS, de envíos a líderes de opinión y de una web. En menos de 24 horas el movimiento social ya estaba en marcha.

  • Los Resultados

    El resultado más notable: dos semanas después del lanzamiento de la campaña el presidente del gobierno de España anunció la ley de segunda oportunidad para frenar los desahucios. Y además el resto de partidos políticos lo incluyen en sus programas electorales. Además:

    • Audiencia estimada 80.1 millones
    • 20,000 sellos se agotaron en 24 horas
    • + de 120 medios incluyendo los programas de tv más vistos
    • + de 100,000 tweets
    • ROI 1,217,220 millones
    • Miles de billetes sellados
    • Mucha gente, al acabarse los sellos, dibujaba sobre los billetes nuestro icono.